jueves, 24 de julio de 2008

Sólo falta olvidarnos en el país en que vivimos



Hace poco encontré esto en un archivo, se trata de objetos extraños que alguna vez alguien se olvidó en los trenes y andenes de Buenos Aires.

"Entre los objetos perdidos se han encontrado cosas tan insólitas como una pierna ortopédica, bastones de ciegos, cochecitos de bebé, un rollo de Corlok de 1,50 X 3 metros, audífonos, lentes de contacto, prótesis dentales, muletas, bastones, una sotana de Sacerdote, bicicletas en el Urquiza y hasta un televisor blanco y negro."

Cuando nos daremos cuenta que la Argentina perdió el atributo más rico de su historia: LA MEMORIA. Y no se trata de ninguno de los objetos que nombré anteriormente, sino de algo mucho más simple e importante. Recordar lo que nuestros fundadores hicieron nos tendría que impulsar para ser más loables y respestuosos de lo que tenemos, y hablo de nuestra tierra, de nuestra gente.

Durante muchos años descuidamos lo que es nuestro, nuestros suelo, nuestro aire, nuestros recursos, nuestro patrimonio, y ahora nadie se acuerda de recomponerlo. Pueden ver que no estoy hablando de cuestiones específicas, sólo pido que todos recuerden lo que alguna vez se olvidaron y no lo encontraron nunca más, y no hace falta que sea algo insólito. Simplemente, lo que se olvidaron.

9 comentarios:

Stultifer dijo...

Perder una sotana de sacerdote es como perder la fe envuelta en telas negras.

Francis Bean dijo...

Es verdad

Carlos Becerra dijo...

Denis:

El post muy bueno en ambas de sus lecturas, la básica, y la entre lineas.

Te cuento algo, si te intereso lo que encontraste en ese archivo hay dos que se relacionan, busca en Internet...
Hay uno que se refiere a las cosas que los niño/as y adultos se han tragado ( o metido en otras cavidades) y esta redactado por varios médicos de los hospitales de Argentina.

Y el otro se trata (y seguro te interesa) de los regalos que dejaron olvidados los sucesivos presidentes de Argentina en la Casa Rosada y/o depósitos.


En otro orden de cosas, LA MEMORIA ciudadana esta enferma de amnesia grave, crónica, compulsiva, agónica, y absoluta.
Se sigue votando a los mismos apellidos que vengo escuchando desde que tengo uso de razón ( no hacer chistes referentes a desde cuando tengo uso de razón, por favor jajajaja), y tropezamos con la misma piedra una, dos, tres veces, es que somos incurables.

Muy bien Denis, que decirte, que tu post es tan bueno como siempre, veremos si alguna vez nos das una sorpresa y escribes alguno malo (jajaja)

Un abrazo
CarlosHugoBecerra.

Dámaso Bahamondes dijo...

lo de la sotana me dejo :O

saludos

Analía dijo...

es verdad eso de los objetos perdidos????? jajajajjaaa.
La memoria es el unico objeto perdido que no se recupera. La ética tampoco. Saludos

ani. dijo...

Y qué decir de la virginidad...

dispersa dijo...

Recordé un programa de CQC, q mostraba los objetos pérdidos,ninguno de valor esos consiguen otro dueño.Y por el otro significado ya lo dijiste perfectamente.

un abrazo

Amaveli dijo...

Al leerte no pude pensar en tu Argentina, sino más bien en mi México.

¿en todos lados será igual?

Saludos...

Ignea & Josune dijo...

...cuando alguien distrae algun objeto, quizas la mente juege al olvido... de lo que no asumimos, o quisieramos perdido...

O... ¿¿que narices dije??

jajaja...Un beso and saludete.